Cómo maquetar mi diseño para imprenta – Tamaño y Resolución

Tamaño final correcto

Como ya explicamos en nuestra anterior entrada ¿Qué son las Sangres?, lo fundamental es que, a la hora de crear tu mesa de trabajo, configures correctamente el espacio en el que vas a maquetar tu diseño.

En los programas profesionales como Illustrator, Photoshop o Corel Draw esta opción la tenéis al crear un archivo nuevo:

“Aseguraros de que cuando ponéis la medida estéis trabajando en centímetros o milímetros (y no confundir las correspondencias: 20 cm.= 200mm. Muchas veces nos enviáis tamaños muy pequeños por que no os fijasteis que la unidad de medida estaba en mm y la configurasteis con cm.)”

Si lo que estáis pensando es diseñar en Word, Power Point o demás editores de texto u ofimáticos, nuestra primera recomendación es que no lo hagáis, ya que no están preparados para realizar diseños.

Si aun así quieres probar suerte, asegúrate de que el tamaño de la hoja (en Word) o diapositiva (en Power point) sea del tamaño final + sangres*.

*¿Quieres saber más sobre el tamaño final de tu archivo? échale un vistazo a este artículo.

Resolución óptima

Disponemos de una impresión de calidad fotográfica, pero no servirá de nada si la resolución de tu diseño no es la adecuada.
Asegúrate de que las imágenes que insertas en tu trabajo tienen una resolución de 300ppp y que tiene unas dimensiones adecuadas. Para trabajos de grandes dimensiones, a partir de un metro cuadrado, la resolución puede ser de 150ppp siempre que la imagen esté al tamaño real del trabajo.

Estos datos los podrás ver fácilmente en Photoshop seleccionando en el menú superior Imagen/Tamaño de imagen.


Al haber creado correctamente tu mesa de trabajo, cuando coloques la imagen podrás ver el tamaño real que va a ocupar en tu diseño. Si es muy pequeña y la estiras, quedará distorsionada y pixelada.

“En Photoshop tienes la opción de “Vista de impresión”: con la lupa seleccionada, la encontrarás bajo el menú principal. Con esta utilidad comprobarás aproximadamente cómo se verá tu imagen una vez impreso.”

Consejo: compra tus imágenes, ilustraciones y fotografías en bancos de imágenes: Freepik, Shutterstock, Fotolia… Vale la pena con diferencia y no incurrirás en problemas de copyright al descargarlas desde google o un buscador cualquiera.

 

La semana que viene veremos que tener en cuenta al configurar el color de nuestro diseño, ¡no te lo pierdas!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.